Lo atenuado

“Alguno es el que queda cuando ya no hay nadie”, escribe Blanchot, autor que Galarza cita en el epígrafe de Lo atenuado. Esa textualidad entonces. Al menos alguien, luego el mundo.

$200.00

“Tu nombre, como nada en nadie más”, Javier Galarza termina más de un poema así. Remate que vemos aparecer en otro de sus libros. Remate que insiste, que cobra el lugar de una insistencia: yo y tú. O más bien: tú, entonces yo. Galarza antepone un tú, un tú cualquiera, alguien, alguno, al menos uno, para decir luego: “Mendigo yo. Extraño yo”.  

“Alguno es el que queda cuando ya no hay nadie”, escribe Blanchot, autor que Galarza cita en el epígrafe de Lo atenuado. Esa textualidad entonces. Al menos alguien, luego el mundo.